MI GATO TIENE VÓMITOS

Mi gato tiene vómitos, ¿que debo hacer? ¿porqué vomita? Los gatos vomitan frecuentemente y aveces solemos relacionarlo a qué mi gato tiene bolas de pelo, y no siempre es así.

Si mi gato tiene vómitos, lo primero que debemos hacer es describir el tipo de vómito. Si el vómito es de espuma blanca no es tan grave como si es bilioso (amarillo/verde).

Las primeras preguntas que debemos hacernos son:

1. ¿Mi gato lleva días vomitando bolas de pelo?

Si es así, deberíamos administrarle malta a diario durante una semana. Una bola de pelo, o científicamente llamado «tricobezoar» puede provocar una obstrucción intestinal, por ello es muy importante, que el primer día que mi gato tiene vómitos de pelos le administremos la malta o dietas altas en fibra, como Hill’s r/d feline. Si además le cuesta defecar, se le puede administrar de la farmacia un aceite denominado Hodernal (1 ml cada 12 horas vía oral). Si administrando el tratamiento mencionado, el animal continua con vómitos, no come o no defeca, debemos acudir al veterinario para valorar si es necesaria una radiografía o hospitalización con suero.

2. ¿Mi gato tiene vómitos de comida sin digerir?

Si mi gato tiene apetito y aveces vomita los granos de pienso enteros, sin digerir, no os preocupéis, suele ser porque al comer con ansia el estómago no es capaz de digerir el alimento. Si mi gato está contento, juega, no pierde el apetito y tiene vómitos de este tipo de forma puntual, no os preocupéis.

3.¿Mi gato tiene vómitos amarillos/verdes (biliosos)?

Lo primero que debemos preguntarnos es si mi gato se ha podido comer un cuerpo extraño (juega con hilos, destroza trozos de tela, se come huesos de olivas, huesos de fruta, destroza pelotas o juguetes de plástico…). Si existe la posibilidad de cualquier cuerpo extraño, debéis acudir al veterinario para que le realice una radiografía o ecografía, y determinar si los vómitos son por una gastroenteritis secundaria y con tratamiento de protector gástrico se resuelve la patología, o si por el contrario tenemos una obstrucción intestinal y debemos hospitalizar a mi gato o incluso entrar en quirófano para resolver el problema.

Lo segundo que debemos preguntarnos es si mi gato además se está adelgazando, bebe más agua y orina más o incluso no le vemos orinar. Otro de los motivos que provoca vómitos en mi gato es una Insuficiencia renal, una Insuficiencia hepática, una Diabetes Mellitus e incluso una obstrucción urinaria. Todas estás patologías pueden ser leves o graves según en que momento se diagnostiquen, por ello si mi gato presenta alguno de estos signos en conjunto, mi recomendación es realizar una analítica para quedarnos tranquilos de que nuestra mascota está sana.

Lo tercero y último importante que siempre se debe tener en cuenta, es si mi gato es una hembra no castrada. Una infección de matriz (piometra) provoca vómitos debido a que puede haber una infección secundaria en el riñón, beben más agua (polidipsia) y están muy tristes (apáticas). Las gatas cuando tienen el celo no tienen la regla como las perritas, y por tanto no tienen secreción vulvar de ningún tipo, si observáis secreción acudir urgentemente al veterinario porque con alta probabilidad será una piometra.

Deseo que este artículo os sea útil. En breve más.

Te ha gustado, Marramiau!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email
Print this page
Print

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.