MI GATO TIENE ESTRES

Muchas veces nos preguntamos si mi gato tiene todo lo que necesita o el veterinario nos habla de que el estrés es importante para ellos.

¿Cómo podemos detectar que hay un problema?  Si muestra cualquier signo de los que ahora mencionaré, existe un componente de estrés que debemos solucionar

– Mi gato juega menos

– Mi gato está más independiente y no me busca tanto y no quiere que lo coja

– Mi gato realiza sus necesidades fuera de la bandeja, orina en spray o no orina

– Mi gato se limpia menos

– Mi gato come menos

– Mi gato maúlla más que antes

– Mi gato a empezado a arañar en vertical zonas que antes no marcaba.

¿Qué puede causar estrés a mi gato?

– Territorio limitado

– Ruidos altos

– Viajes, tanto de los propietarios como del animal.

– Cambios de horarios de la rutina en casa

– Cambios en casa (mudanzas, muebles nuevos, personas nuevas, animales nuevos…)

– Competitividad para la bandeja o la comida con otros animales

¿Por qué es importante solucionarlo?

El estrés a mi gato le puede provocar enfermedades urinarias (cistitis, obstrucción urinaria/FLUTD), obesidad, anorexia y problemas de piel (heridas por lamido, alopecia/caída de pelo)

Mi gato en libertad dedicaría su tiempo a descansar, acicalarse, marcar territorio y cazar. Debemos intentar que en casa haya suficiente enriquecimiento ambiental para que viva en unas condiciones que se parezcan al máximo a lo que harían estando en libertad, sumando que además le damos protección en su territorio y comida y agua, mi gato así será completamente feliz.

¿Qué debemos hacer?

1. Tener zonas elevadas para que mi gato descanse. Los gatos tienen tendencia a trepar porqué es desde allí arriba dónde pueden controlar mejor el territorio y se sienten más seguros.

2. Tener zonas donde se pueda esconder. Es su refugio si perciben algún peligro. Si viene gente a casa, si hay obras, …Es necesario que tenga un lugar dónde se sienta seguro.

3. La bandeja de la arena. Es muy importante tener una bandeja más que gatos. Prefieren bandejas descubiertas, que de tamaño sean mínimo una vez y media la longitud del gato, con mucha cantidad de arena y que no sea perfumada. Deben tener acceso a ellas las 24h del día. Debe estar alejada de la zona de comida. Debe estar en un lugar tranquilo y debe limpiarse más de una vez al día.

4. Zonas donde rascar. A mi gato le gusta rascar porque es su forma de dejar sus feromonas y dejar marcas visuales en su territorio, además de que les sirve para cuidarse sus uñas y para estirarse y tonificar la musculatura. Cuando mi gato marca zonas muy visibles es su manera de expresar el estrés.

Mi gato debe tener un rascador que sea estable, que tenga zonas de rascar verticales y que esté cerca de su zona de descanso. De esta forma podremos enseñarle donde debe rascar ya que se trata de algo natural que no se puede evitar.

030515uno

5. Jugar. Mi gato debe jugar e interaccionar con nosotros para imitar su actividad de caza que haría en libertad. Si mi gato persigue muchas veces objetos de forma espontánea, destroza cosas de casa mientras juega o ataca nuestras manos o pies, significa que necesita más juego con nosotros. Que mi gato sea agresivo para jugar significa que no hacemos un manejo adecuado. Nunca debemos jugar con contacto físico (ni manos ni pies), debemos estimularlo con juguetes y cintas que perseguir mínimo 10 minutos al día, y debemos cambiarle los juguetes para que no se aburra de ellos. Otra forma divertida es esconderle golosinas y que deba encontrarlas.

6. Alimentación. Mi gato, si no tiene un problema de sobrepeso, debe tener siempre pienso seco disponible. Los gatos picotean y necesitan cazar más de 10 veces al día, por eso es importante que pueda acceder a su alimento cuando quiera. Se debe premiar con dieta húmeda mínimo 2 veces por semana, esto previene problemas de riñón en un futuro y facilita los cambios de alimentación si por alguna enfermedad necesitara una dieta concreta.

030515dos

7. Agua. Los gatos no beben gran cantidad de agua, pero para prevenir problemas de riñón en un futuro es importante estimularlos. Las fuentes de agua o bebederos amplios donde sus bigotes no toquen los bordes estimulan a que mi gato beba.

Te ha gustado, Marramiau!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email
Print this page
Print

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.